El cambio climático azotará a los más pobres

La ONG Oxfam ha advertido de la vulnerabilidad de los pobres frente al cambio climático extremo, y pide a los países ricos que movilicen recursos financieros adicionales para resolver el problema

En un informe difundido hoy con el título “Padeciendo la ciencia: cambio climático, gente y pobreza”, Oxfam se apoya en la evidencia científica más reciente y en su experiencia sobre el terreno en más de 100 países para destacar que el cambio climático “ya está azotando con dureza a la gente más pobre” del planeta.

El estudio dice que el calentamiento global de la atmósfera está afectado todo lo relacionado con la pobreza y el desarrollo, desde el acceso a la comida y al agua, hasta la sanidad y la seguridad, y afirma que si no se emprenden medidas urgentes los avances logrados en los últimos 50 años “se perderán para siempre”.

Oxfam considera que una de las tendencias más preocupantes es el impacto de un clima cambiante en la agricultura: “los agricultores de los países pobres, que ya no pueden confiar en el transcurso normal de las estaciones, están perdiendo una cosecha tras otra por culpa de las olas de calor y de las lluvias torrenciales”.

Previo a la cumbre del G-8

El objetivo del informe es influir en la cumbre del G-8, que se celebrará en Italia entre los días 8 y 10 de julio y que tiene el cambio climático como uno de los asuntos centrales de la agenda.

La ONG argumenta que los países industrializados son los responsables de la crisis climática y son los que tienen los recursos financieros para revertir esta tendencia.

Oxfam pide una inversión de 150.000 millones de dólares (107.000 millones de euros) adicionales a los compromisos ya existentes para “ayudar a los países pobres a adaptarse a los efectos del cambio climático y a reducir las emisiones contaminantes”.

En opinión de la ONG, los países ricos deben comprometerse también de manera clara a cumplir con su parte de la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, lo que significa recortarlas en al menos un 40 por ciento en 2020 por debajo de los niveles de 1990 y en un 80 por ciento en 2050.

Oxfam pone de relieve que “hay gente real detrás de cada estadística” y recuerda que 26 millones de personas ya han tenido que emigrar debido a los efectos del cambio climático.

Futuro incierto

Para el futuro a medio plazo, se espera que 375 millones de personas puedan resultar afectadas por desastres relacionados con este fenómeno y que otras 200 millones resulten desplazadas en 2050 a causa del hambre, la degradación medioambiental y la pérdida de tierras fértiles aptas para la agricultura.

Además, varias grandes ciudades del mundo que dependen del agua de las montañas que las rodean “afrontan una situación de colapso”.

Oxfam recoge los testimonios de ciudadanos que ya sienten los efectos del cambio, como Graciela Martínez, una madre de ocho hijos que vive en México DF: “los ricos siguen nadando en sus piscinas mientras nosotros nos morimos de sed y no tenemos retretes”.

“No puedo lavar a mis hijos. No puedo cocinar. No puedo limpiar la suciedad del suelo. Y lo peor es que casi no tenemos nada para beber”, afirma esta mexicana.

El agricultor haitiano Gary Novamn, que vive en Gonaives, explica: “solíamos tener tres buenas épocas de lluvia. Ahora no tenemos ni dos. Ya no existe una estación lluviosa, sólo la estación de los huracanes. En cuanto la gente ve que las nubes se van cerrando, recogen todas sus cosas y se van a las montañas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: